domingo, 29 de marzo de 2015


EL CRISTO DE LAS MERCEDES

Este hermoso Cristo es obra del escultor milanés Pompeyo Leoni, máximo representante de la escuela renacentista. Debió ser esculpido entre finales del siglo XVI y principios del XVII, cuando Valladolid, por decisión de Felipe III se convierte en capital del reino (1601-1606) .
De tamaño mayor que el natural (2,30m.), posee un estudio anatómico robusto y depurado. Aparece caído hacia el lado derecho, ya muerto, y presenta la lanzada en el costado con la corona de espinas, también esculpida. Permanece con la boca entreabierta como conservando aún entre sus labios, la última de las Palabras.
Imagen titular de la Cofradía de Las Siete Palabras, procesiona en solitario a hombros de cofrades, el Miércoles Santo y formando conjunto, crucificado entre Dimas Y Gestas, preciosas tallas de Gregorio Fernández, en la Procesión General del Viernes Santo. Ese mismo día, a las doce de la mañana, en la Plaza Mayor, preside el Sermón de las Siete Palabras, acto singularmente atractivo de la Semana Santa vallisoletana.
Para este Cristo, he compuesto el siguiente soneto:

Pendiente de la cruz, tan mal herido,
con la fuerza en la  voz, estás diciendo:
perdón en el dolor, no maldiciendo,
paraíso eternal, al convertido.
Cómo decir que siempre te he querido,
si me viste marchar, amaneciendo
y sin rumbo, perdido, anocheciendo,
me acogiste al final del recorrido.
Siete Palabras, de tu boca, flores,
resonarán repletas de esperanza,
soñando con alzarme en alto vuelo
Me llevarán, seguro, sus olores,
Allí donde Tu Luz, tan solo alcanza,
para morar en Ti, lejos del suelo.


jueves, 26 de marzo de 2015


PASAJES DE "LAS LAMENTACIONES DE MI PRIMO JEREMÍAS"  (14)

CAPÍTULO III
La casa del abuelo
............................................................

―No entiendo cómo tu madre, en la bendición de la mesa ―dijo Jeremías, incorporándose ligeramente―, hablaba de comer mejores manjares en el Cielo; con que fueran parecidos a los que cominos al mediodía, ya me conformo.
―Es una forma de hablar ―respondí, acordándome de las clases de religión―; en el Cielo no se come, porque no tendremos cuerpo. Se goza únicamente de la presencia de Dios.
―¡Pues vaya gracia! El Cielo para mí ha perdido todo el interés. Por muy agradable que sea Dios, si le tienes que contemplar con el estómago vacío, va a ser lo mismo que cuando viene el cuenta chistes el día de la Fiesta.
―Anda macho, vaya comparación. De Dios no tienes ni idea. Lo único que piensas es en comer.
―Pues no comas y ya verás lo que te pasa. Además, la comida se ve, pero a Dios todavía no le he visto. ¿Lo has visto tú? ―dijo Jeremías dándome la espalda, a la vez que soltaba un sonoro pedo.
El inesperado trueno fue la forma más contundente de terminar nuestra conversación teológica, porque cuando el hedor, con aromas de legumbre, llegó a mis narices, me incorporé de un salto para alejarme del pestazo. Fue entonces cuando tomé conciencia de que, sin haber visto a Dios, podía asegurar la existencia del infierno.
                                                                                 ...........................................

domingo, 22 de marzo de 2015

TERCER ANIVERSARIO

Hace ahora tres años, concretamente el 6 de marzo de 2012, presenté en "El Corte Inglés" de Valladolid el soneto que, días antes, había sido elegido como ganador  en el Concurso organizado por la Cofradía de las Siete Palabras de esta ciudad. Este soneto, siguiendo la tradición, es pregonado por cofrades a caballo en la mañana del Viernes Santo, en lugares emblemáticos de Valladolid, convocando a la ciudadanía a la escucha del Pregón que tendrá lugar a las doce del mediodía en la Plaza Mayor.


Ganar el concurso, supuso para mí una gran satisfacción, pues han sido muchos y muy relevantes los poetas que han alcanzado tal galardón entre los que se encuentran: Narciso Alonso Cortés, Francisco de Cossío, Francisco Pino, José Luis Martín Descalzo, Andrés Quintanilla Buey etc. etc.
Comparto alguna fotografía de aquel acto y también el soneto ganador:


Venid, contemplad al Cristo, herido,
hecho Luz, que ilumina verdadera,
esta mañana azul de primavera,
todo aquel corazón que esté dormido.

En su rostro veréis lo que ha sufrido
soñando cada instante en ardua espera,
no se pierda su sangre sementera
sin que el mundo se haya convertido.

Aún antes que la tarde haya venido,
oiréis desde la Cruz el testamento,
         de un hombre por tres clavos sostenido,

Siete Palabras, son el alimento
que dan al corazón nuevo latido,
para vivir de Amor, no de lamento.







.

jueves, 19 de marzo de 2015



LIBRERÍA MEDRANO

En pleno centro de Ávila, a cien metros de la Catedral, se encuentra esta magnífica librería que cuenta en la actualidad con ciento dos años de existencia. Desde hace unos días, tengo el honor de informaros que mi segunda novela: " Cécile. Amoríos y melancolías de un joven poeta" se puede adquirir allí, y como podéis apreciar en la fotografía, el cartel anunciador se expone a la vista de los numerosos viandantes que recorren la calle Reyes Católicos.

Según he podido saber por boca del Sr. Medrano, propietario y descendiente del fundador del establecimiento, parece que la salida de la crisis y el hecho de que la ciudad esté conmemorando el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, han posibilitado un ligero repunte de las ventas.

Deseo que esta tendencia se consolide y que los abulenses adquieran y disfruten con la lectura de mi última novela.

domingo, 15 de marzo de 2015

PASAJES DE “CÉCILE.AMORÍOS Y MELANCOLÍAS"… (12)

CAPÍTULO III
La Prepotencia

……………………

Al llegar a casa, mi padre solicitó apresuradamente a tata Lola la comida para ambos, aunque dejó bien claro que el más necesitado era él por el “enorme desgaste acaecido durante el regateo”, y relató pormenorizadamente, con toda la familia pendiente de sus palabras, los hechos acaecidos durante el viaje, cuidándose mucho de no desvelar el valor exacto de la venta. Yo no dije ni palabra y, en cuanto tuve ocasión, me fui a mi cuarto para plasmar en mi diario los versos octosílabos, estructurados en forma de espinela, antes de que perdieran el dramatismo con el que habían sido hilvanados. Éste fue el resultado:

VIRGEN DE LA SOLEDAD
Unas lágrimas se pierden
por el rostro que relumbra,
aunque el cirio que le alumbra
vea más que se retienen.
Por enjugarlas, obtienen
de sus errores, piedad,
los que quieren de verdad
sentir el Amor, cercanos.
Consuelo de zamoranos:
¡Virgen de la Soledad!

Aquella noche me acosté con una extraña sensación de amargura, pero, paradójicamente, me levanté con el ánimo fortalecido porque soñé que la Virgen de la Soledad volvía su rostro lloroso hacia mí y esbozaba una sonrisa.

                                               .........................                                                                    

jueves, 12 de marzo de 2015


INMACULADA CALVO MERINO

"Tras el latido del tiempo" es el título del Poemario que Inmaculada presentó el pasado día 20 en la MICROBODEGA Urbana. La autora, que posee un dilatado y exitoso recorrido poético, impregna sus versos con la claridad que le otorga su espontánea visión de los acontecimientos cotidianos, teniendo sus poemas como denominador común, el paso inexorable del tiempo que marca las distintas etapas de su vida.
Escritos con rima asonante, los versos de Inmaculada fluyen con ritmo y cadencia acompasada como si el tic, tac, de su imaginado reloj, fuera la maquinaria que dictara los impulsos de su noble corazón. Basta charlar unos minutos con ella, para darse cuenta que estamos ante una mujer sincera y transparente; transparencia que sabe transmitir a cuanto escribe, despertando el interés del lector y, en muchas ocasiones, conmoviéndole. Quizás, a mi modo de ver, radique en esta sincera exposición del íntimo sentimiento, su mayor virtud. Inmaculada, se despoja del ropaje del léxico estudiadamente complicado, con el que algunas poetas intentan mostrar la intelectualidad de la que carecen, para plasmar el verso desnudo, puro, atrayente y al mismo tiempo sugestivo. Un verso que nos enreda. haciéndonos cómplices de su propia trama, pues nos deleita, narrándonos  acontecimientos que bien nos pudieran haber sucedido a cualquiera de nosotros.
La tierra piñonera de Pedrajas, cuenta con la voz de una pedrajera que recuerda el parque, la fuente y el rio de su querido pueblo, y mientras les añora, con la imaginación se eleva hasta escuchar el atrayente diálogo entre LA MÚSICA Y  EL MAR

¡Cierto!... Los dos somos inmortales,
¡seamos amantes sin más!
Yo, te abrazaré en el viento,
tú me robarás la sal,
somos dríadas del tiempo,
¡Nadie, nos puede domar!


Música y mar que fluyen en su mente inquieta, a la espera de nuevas composiciones.

domingo, 8 de marzo de 2015

HOMENAJE A LA MUJER

En esta fecha tan singular del 8 de marzo, "Día Internacional de la Mujer", conviene hacer una profunda reflexión sobre la desigualdad de género existente en el planeta. En algunas latitudes, se ignoran los derechos de la mujer, no mereciendo para algunos, la consideración de ser humano. Tratada como mero objeto, se ve obligada a soportar el maltrato y la vejación continua.  En nuestro país, sin ser la situación tan dramática, ni muchísimo menos, un reciente informe da cuenta que, a igualdad de trabajo, el salario de la mujer es  un 17% inferior al del varón, cuantía que se ve reducida un 5% más, si tiene hijos a su cargo. Tampoco es paritaria la presencia de la mujer en los Consejos de Administración de las grandes empresas, en la Dirección de los Partidos Políticos etc. etc. Conseguir la igualdad total llevará años. Es tarea de todos intentar acortar ese espacio de tiempo.
Este poema que he compuesto, va en esa dirección:
                                      
MUJER DEL TIEMPO NUEVO

Aprovecha, mujer, el viento favorable,
para salir de la opresión
que soporta tu condición femenina.
Eleva anclas y navega por mares remotos,
descubriendo la belleza que no vieron tus ojos.
Bucea hasta encontrar caracolas nacaradas
 que yacen enmudecidas esperando
tu soplo para anunciar la melodía
de la igualdad liberadora.

Muestra orgullosa en tu bajel la bandera
de la emancipación bravamente conseguida
con lágrimas y lamentos de sirena varada,
 en las playas del olvido.

Canta desde proa la canción
que perdone tanta ofensa recibida,
pues nunca en tu corazón se anidó
el deseo de revancha.

A tu regreso, transmítenos las nuevas experiencias:
muéstranos los manjares de sabores desconocidos,
las flores exóticas de fragancias ocultas,
las aves multicolores  y los tiernos poemas
con que alegrar nuestra existencia
en los atardeceres del alma.

Que tu estela en los mares de plata
nos indique el oriente por donde
ha de de llegarnos la luz
de la nueva civilización
en los tiempos venideros.

Vuelve pronto, mujer complementaria, 
 amiga y compañera, "mi mejor yo",
para vivir ilusionados
la mágica experiencia de la vida.



jueves, 5 de marzo de 2015

ENTREVISTA EN  LA EMISORA "AQUÍ EN VALLADOLID"


El pasado sábado, 28 de febrero, en la emisora local "AQUÍ  en Valladolid",  y en su programa cultural de Literatura, tuve la fortuna de ser entrevistado por Diego Villacorta, responsable de esta sección, comunicador experto y muy comprometido en dar a conocer las novedades que se producen en el mundo literario.
En un ambiente relajado, y durante más de treinta minutos, pude esbozar el argumento y personajes de mis dos novelas publicadas hasta la fecha, recitando algunas de las poesías de mi segunda novela. También comenté mi actividad literaria que me lleva a visitar CEIP, Colegios e Institutos. Hice hincapié en el impacto que produce en el alumnado, el conocimiento de la sociedad de la España de posguerra y también hubo tiempo para conversar sobre otras cuestiones de no menor interés. Os brindo la oportunidad de conocer íntegramente la entrevista, que comienza a los dos minutos de pulsar "el play", en la dirección:

Gracias por su audición.

domingo, 1 de marzo de 2015


 DESTELLOS DE PASIÓN

De repente, un resplandor iluminó mi figura, elevando su temperatura, cuando percibí en la distancia sus deslumbrantes destellos mientras, lentamente, se me aproximaba. El fenómeno estremeció mi cuerpo, que quedó paralizado, mientras las sienes acusaban el golpeteo de una  taquicardia brutal. Traté de recuperarme pellizcándome, para asegurarme de que no se trataba de un fenómeno paranormal. Pero no: a medida que el manantial luminoso avanzaba, se iba dividiendo en dos luminarias de intensidad creciente de  color verde-azulado que, al pasar junto a mí, secaron mi garganta, convulsionándome por falta de oxígeno. Afortunadamente, la luz, delicadamente perfumada, se cruzó conmigo, alejándose, sin ocasionarme daño alguno, si bien dejó impresa en mi corazón una huella imborrable y el incipiente deseo de acompañarla en su camino.
Repuesto de la impresión, recobrado el pulso, me propuse averiguar  el nombre de aquella mujer de ojos deslumbrantes.