jueves, 28 de mayo de 2015

ZAMORA

Se aproxima la fecha. El día uno de Junio, daré una pequeña charla en la Biblioteca Pública de Zamora. Los recuerdo de mi niñez en aquella ciudad, acuden con la inocencia y la frescura de esa etapa de mi vida y me surge, espontáneamente, la necesidad de escribir unos versos agradecidos a la ciudad que me acogió como si hubiera nacido en ella.


Siento en mi pecho la ilusión cercana
de verte reflejada, reluciente,
en espejos del Duero, bajo el puente
al despuntar el sol cada mañana.

Muéstrame como antaño, tan galana,
la beldad ensoñada del ausente
y dame de beber de aquella fuente
con que sacias la sed del alma humana.

La sombra de tus muros fue cobijo
en donde hallé mirándolos, fortuna,
al sentirme querido como hijo.

En mí, la dulce sensación perdura
del recuerdo, que me hace ser prolijo,
en un canto de amor, hecho escritura.

Fotografía: Santos Pintor Galán

No hay comentarios:

Publicar un comentario