jueves, 24 de septiembre de 2015

CIEGO DE AMOR
Gracias a ti,
soy capaz de ver en la distancia.
Distingo a miles de kilómetros
tus seductores ojos,
la lisa y rubia cabellera,
y el latido de tu corazón,
al que percibo rítmico
como el acompasado tictac
del reloj de pared que me acompaña.
Soy un ciego vidente,
 pues el amor me hace ver con los ojos cerrados
y me da alas a los ensueños;
con ellas vuelo y me desplazo
sin tocar tierra,
caminando entre nubes,
tocando estrellas.
 Detengo el tiempo,
surco el espacio y me dirijo
a donde quiero,
aunque no pueda evitar
ascensos bruscos y
descensos trepidantes
recordando de tu cara la dulzura
y de tu cuerpo la insinuante forma,
que a pesar del deseo,
 no consigo abrazar.
A veces, maldigo la impotencia
de no poder transmutarme
en átomos viajeros
que acaricien tu piel.
Recuerdos inolvidables del último verano
se agolpan en mi mente.
Luego, emerjo de mi ruina con potentes alas
para seguir volando
y observar la fascinación cautivadora,
de tu boca sonriéndome.
Sé que ansías mis besos,
que alzando tus brazos
me reclamas. Lo sé,
porque  en la distancia,
ciego de amor, te veo.

Fotografía de María Teresa Álvarez

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias a ti. La fotografía es maravillosa. La elegí porque me pareció la más apropiada para mis versos: " caminando entre nubes, tocando estrellas". Por favor, sigue regalándonos instantáneas con tu cámara".

      Eliminar