domingo, 29 de noviembre de 2015



UN PUEBLO ENCANTADOR Y AGRADECIDO

Tiene El Cubo de la Tierra del Vino, un encanto especial.  Perteneciente a la provincia de Zamora, situado a medio camino entre las ciudades de Zamora y Salamanca en plena Vía de la Plata, rodeado de pinares y encinares, aromatizado con el inconfundible olor de los jarales, salpicado su término con viñedos que recuerdan tiempos pasados que le dieron nombre, este hermoso pueblo añade a tan extensa riqueza plástica, el encanto de sus gentes.

Cuando el pasado día 25, tuve ocasión de visitarle, pude apreciar cuanto he dicho y mucho más. No es frecuente que un pueblo que, como comenté en mi anterior entrada del blog, roza los quinientos habitantes, preste atención a la Cultura y a la difusión de su patrimonio cultural. Únase a todos esos valores, el del agradecimiento.

Al terminar la charla sobre mi novela "Las lamentaciones de mi primo Jeremías", su alcalde, D. Basilio Leal, me hizo entrega de una placa, cuya inscripción diseñada por la Concejala de Cultura Dª Asunción Martín, que es todo un bellísimo texto de agradecimiento, ocupa ya, un lugar preferente de mi casa. A continuación reproduzco su texto. Creedme que, al hacerlo, no me mueve la presunción, sino el legítimo orgullo.
¡Gracias! ¡Mil gracias! querido pueblo.

EL ÉXITO CONSISTE EN CONSEGUIR LO QUE SE DESEA.
LA FELICIDAD, EN DISFRUTAR DE LO QUE SE CONSIGUE.
A  D.CARLOS MALILLOS RODRÍGUEZ,
COLMADOS DE AGRADECIMIENTO Y ORGULLO POR SU APORTE
LITERARIO Y POR TODOS SUS MOMENTOS VIVIDOS
EN ESTE SU PUEBLO, EL CUBO DE LA TIERRA DEL VINO,
QUEREMOS MOSTRARLE NUESTRO AGRADECIMIENTO,
ACOMPAÑADO DE LOS MEJORES DESEOS.
EXCMO. AYUNTAMIENTO DEL CUBO DE LA TIERRA DEL VINO.
EL CUBO DE LA TIERRA DEL VINO          25-11-2015


jueves, 26 de noviembre de 2015


CRA. "BAJO DUERO" EL CUBO DE TIERRA DEL VINO (Zamora)

Puede que la visita realizada ayer a este CRA zamorano, haya sido una de las que más emoción me haya aportado, de cuantas he efectuado hasta la fecha. Hacía tiempo que deseaba contactar con los habitantes de este municipio en el que discurrieron los veranos más apasionantes de mi infancia y adolescencia  y, por supuesto, poder explicar a los alumnos que estudian en este Centro, que ellos representan la continuación generacional del "Jeremías", personaje inspirador de mi primera novela.

Este anhelado "regreso al pasado" ha sido posible gracias al empeño de la Corporación Municipal, de las profesoras del Centro y también, por qué no decirlo, de más de un vecino que habiendo leído la novela, sugirió mi presencia en el pueblo de sus amores y de los míos.

Para mí, constituye un ejemplo a seguir, que en este municipio de apenas quinientos habitantes y con un censo escolar acorde con el incremento demográfico actual, ha puesto el  interés necesario para que hechos acaecido en su término y reflejados en la novela, sean dados a conocer. ¡Eso es difundir el patrimonio cultural de un pueblo!

Personalmente, he disfrutado de lo lindo, recordando a través de los asistentes, anécdotas y acontecimientos ocurridos antaño y también, en los últimos tiempos, así como los esfuerzos que está llevando a cabo el nuevo equipo de gobierno para mejorar el pueblo, como es el adecentamiento de la Plaza Mayor y de la fuente del Chagaril.


Al finalizar la charla, el alcalde de la localidad, don Basilio Leal, me ha hecho entrega de una placa con una dedicatoria preciosa cuya inscripción os daré a conocer en mi próxima entrada del blog. En ésta ya no caben más satisfacciones.

jueves, 19 de noviembre de 2015


PASAJES DE "CÉCILE. AMORÍOS Y MELANCOLÍAS... " (21)

 CAPÍTULO III
La Prepotencia

...........................................

Llegados a la iglesia de San Juan, por vez primera, tuve ocasión de postrarme a los pies de la Virgen de la Soledad. Unas rejas separaban su frágil y enlutada figura del resto de la nave. En una atmósfera silente, aromatizada por la ingente cantidad de ramos de flores allí depositados, sentí una agradable sensación de paz, aunque un escalofrió recorriera mi cuerpo cuando descubrí en su rostro un reguero de lágrimas. Las huellas de su dolor irradiaban serenidad y ternura a raudales y comprendí la devoción que los abuelos sentían por esta advocación de la Madre de Dios, así como su deseo, a la postre realizado, de que esta imagen quedara impresa en los recordatorios cuando se produjera su fallecimiento.
Con una doble genuflexión, acompañada de una inclinación de cabeza a todas luces exagerada, mi padre dio por concluida tan protocolaria visita y me invitó, acto seguido, a disfrutar de un delicioso pincho de tortilla en una de las cafeterías de la Plaza.
―Pónganos también dos vasos de agua ―indicó al camarero, para acto seguido explicarme, como era costumbre, su proceder―. Hemos de reponer fuerzas, pero sin que el vino o la cerveza me aturdan y no sepa dar cumplida razón de mis pretensiones al perillán de don Jacinto. Un negocio es un asunto muy serio en el que hay que tener a punto toda la artillería disponible.
Desandando el camino, enseguida dimos con Félix. Se sujetaba apoyando la espalda en el lateral del coche, masticando el mondadientes según costumbre. Se conoce que él había encontrado también algún “templo” donde reponer fuerzas y adorar al dios Baco, pues el rostro enrojecido y el desparpajo con el que habló a mi padre, así lo indicaban:
―Pase y acomódese el señor notario y la compaña ―dijo, abriendo la puerta del vehículo― que en menos que canta un gallo, nos llegamos al Cubo.
                                                                                   ...................................................


domingo, 15 de noviembre de 2015

NIEBLA

Me resulta difícil recordarte
 juvenil y radiante, como eras.
Los años borran  las aristas
de la pasión encendida,
difuminando los contornos
que me enloquecían...
Las palabras antaño pronunciadas,
pierden la intencionalidad
con las que fueron dichas
y ya no estoy seguro de rememorar
el aroma que exhalaba tu cuerpo.
En el otoño de la vida,
se va formando una catarata
en los ojos de la mente;
 una niebla persistente y fría
como la que hoy observo,
privándome la nítida visión
de los árboles lejanos.
Impaciente, espero el soleado mediodía
en que te ensoñaré tal cual eras,
 entonces, los parterres desprenderán
el aroma de tu cuerpo
y comprenderé el exacto significado
del "Te quiero" con el que me saludabas
en cada amanecer.


Fotografía de Ángeles Manso.

jueves, 12 de noviembre de 2015

UN PEQUEÑO GRAN LOGRO

Puede que, a simple vista,  haya pasado desapercibido. Pero desde hace unos días, la portada de mi primera novela, que figura a la derecha de este escrito, ha sufrido una pequeña y gozosa modificación. La leyenda:  "3ª edición", ha sido sustituida por "4ª edición". Efectivamente, queridos amigos, la demanda de ejemplares ha sido tal, que la editorial se ha visto abocada a imprimir de nuevo.

Este pequeño gran logro, me da pie para dar las gracias a cuantos lectores han adquirido ejemplares, especialmente  a Directores de Colegios y Jefes de Departamento de Lengua Castellana, que han decidido incorporar como libro para el Fomento de la Lectura en sus Centros escolares, a mí "Jeremías".

Sin duda, la difusión entre los profesionales responsables y comprometidos con que sus alumnos lean textos  apropiados a su edad (11-16 años), ha hecho posible que, a día de hoy, tenga mi agenda completa para visitar Centros e impartir charlas literarias, durante este primer trimestre.

Pero, ¡que no cunda el pánico!, para el segundo y tercer trimestre, dispongo de fechas libres. No tenéis más que comunicarlo a cualquiera de las direcciones de mi editorial: galeondifusion@gmail.com, o bien, galeonbooks@gmail.com y  seréis atendidos a la mayor brevedad posible.

El favor será mutuo, porque el contacto con los jóvenes lectores, me rejuvenece.

 ¿Nos vemos?

domingo, 8 de noviembre de 2015


PASAJES DE "LAS LAMENTACIONES DE MI PRIMO JEREMÍAS"  (20)
 CAPÍTULO IV
Conociendo el pueblo

.................................
―Aquí, sentados a la puerta de Teresa, la Africana, veremos pasar a eso de las doce a las chicas con sus cántaros, camino del Chagaril ―me informó, mi primo―. A las tías es mejor verlas así, en un día de trabajo, porque estando sin arreglar, no te engañan con maquillajes, tacones y pijadas, como cuando van a misa. Tienes que estar atento y no perder detalle de lo que las digo, ni cómo las trato. Ser un poco duro es lo mejor en estos casos. Como te hagas el finolis estás perdido. Te lo digo por experiencia ―dijo ufanamente, lanzando su mirada calle arriba―. Esto lo hago por ti, para que vayas cogiendo experiencia y sepas cómo tratar a las mujeres.
Se notaba que Jeremías tomaba muy en serio la tarea de profesor que se había impuesto, con el noble fin de hacer de mi persona un ser apto para bandearme por la vida y quitarme de una vez la pátina de capitalino que me impregnaba, y por eso me hablaba con la preocupación de darme en pocos días todo un cursillo acelerado de galanteos y tácticas amorosas.
―¡Mira! ¡Fíjate! Aquí viene Pili, la hija de Melquíades, el de los ultramarinos. ¡Ya verás cómo se liga!
Y sin más preámbulos, se dirigió resueltamente hacia la muchacha.
―Pili, date prisa y a la vuelta nos das un poco de agua fresca, no siendo que mi primo con la calor, se me muera de sed.
―Pues tomáis el montante tú y tu primo y, si queréis beber, vais a la fuente, que tenéis buenas patitas ―respondió Pili, empleando un tono despectivo.
                                                                                                      ...............................................


domingo, 1 de noviembre de 2015

CAMPO SANTO

Comienza el mes de noviembre con la festividad de Todos los Santos y continuará mañana con la de los Difuntos. En estas fechas, la España tradicional se desplaza masivamente a los cementerios. En el fondo, seguimos creyendo que la proximidad física a unos restos queridos, nos hacen estar más cercanos a la personas que nos dieron la vida o hicieron más feliz nuestra existencia.
Cada uno, según sus creencias, celebrará con mayor fervor la festividad de hoy o la de mañana. Tal vez, las dos. Este puede ser mi caso. Por eso, he compuesto un soneto dedicado a un Campo Santo, cuyo ciprés indica el destino que espero alcanzar un día.


Donde mora la paz, siempre hay fulgores
que colman a los vivos de esperanza,
retratos en cristal, pura añoranza,
vivida en el crisol de los amores.

Te acercas y te llenas de temblores
al ver, hasta donde la vista alcanza,
tu apellido bailando en una danza
dramática de cifras y de nombres.

Solitario, el viejo ciprés guía,
con su extremo el Cielo señalando,
a quien espera bajo losa fría

y a quien escucha pájaros cantando.
Con el trino de fondo, melodía,
regresarás al mundo, meditando.