domingo, 27 de marzo de 2016

RESURRECCIÓN

Según estaba dicho en la Escritura,
amaneció la Luz al tercer día,
la oscuridad creyó que sólo había,
junto a la muerte, llanto y amargura.

Resucitó el Señor y la ventura
fue gozo pleno que vivió María,
deshecha de dolor por la agonía
que su hijo sufrió tras la tortura.

Vencedor de la muerte, Señor mío,
Instrúyenos, paciente, en tu mirada.
lo que no comprendemos, asustados.

¡Que arda el corazón! Jamás el frío
paralice la acción en la alborada,
pues hemos de vivir, resucitados.




No hay comentarios:

Publicar un comentario