domingo, 1 de mayo de 2016

REFLEXIONES CAROLINGIAS   (IV)

Estoy tan pendiente de ti, que podría ser un arete en tu oreja.

Su marido, dijo que se iba a por tabaco y nunca regresó. "Ya sabía yo—afirmó la desconsolada esposa—, que si no dejaba de fumar, acabaría por darme un disgusto"

El cartero siempre llama dos veces. En caso de carta certificada, tres.

Se cayó desde un cuarto piso y no le pasó nada. ¡Milagro! ¡Milagro! —exclamaban los viandantes—. Pero ella, aturdida, respondía : ¡Milagros! ¡Milagros! me llamo Milagros, terminado en ese.

En Panamá, apenas quedan árboles.

En ocasiones, veo a un mismo tiempo a : Noche de Luna, Zorro Colorado, Sol Amaneciendo y Estrella Fugitiva. Si no fuera sioux, pensaría que estoy alucinando.

"Hay algo en ti que me cautiva". Dijo una vez un hombre muy enamorado y va para cuarenta años que sigue en cautiverio.

—Maruja: ¿Mañana jugamos al cinquillo o a las siete y media?
—Al cinquillo. A las siete media, va a ser muy tarde

Cantaba como un ángel...caído.

Los realities de televisión cumplen una función cultural. Su emisión hace aumentar el número de lectores.

No hay mayor placer que gozar de la tibieza de una mañana primaveral, escuchando al mismo tiempo el trino de los pájaros, mientras  percibes el aroma de la fronda de un parque. Y todo ello...¡Sentado en un banco que no te cobra comisiones!

Si salgo elegido Presidente, os aseguro que el día 32 de cada mes, será declarado festivo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario