domingo, 16 de abril de 2017

REFLEXIONES CAROLINGIAS  (XV)

Como era un ciudadano ejemplar, respetuoso con el mobiliario urbano, sufría lo indecible, cada vez que se veía obligado a doblar una esquina.

Creía que el plexo solar, era un flexo accionado con células fotovoltaicas.

Sólo al enviudar, supo lo que era vivir sin Dolores.

La "x" es el símbolo que indica la operación de multiplicar. También el empate en una quiniela o la respuesta que prefieres en un cuestionario. Es la incógnita más utilizada en un problema. La cruz de san Andrés. El nombre de un señor desconocido. En un mensaje quiere decir: “por”... ¿Es que no hay más letras?

Recibió una educación tan estricta, que cuando en la guardería manchó por primera vez el babi con chocolate, el padre le recriminó: "Que sea la última vez que ensucias nuestro apellido".

Se tomaba todo lo que le decían al pie de la letra, Cuando le anunciaron que a partir del lunes trabajaría a jornada partida, se presentó en la oficina con un hacha.

Casi igual de simple era su hermano gemelo. A este le dijeron que para llegar al conocimiento de cualquier cuestión, había que “beber en las fuentes”. Excuso decir, que luego no salía del cuarto de baño.

Aquella mujer tenía la mirada más maravillosa que he conocido: era capaz de ver más allá de la línea del horizonte.

Conseguía todo lo que se proponía. Una noche, se propuso contar las estrellas del firmamento. Poco antes del amanecer, le faltaban tan sólo unas pocas que ocupaban una esquina del cielo, pero una nube inoportuna, le impidió coronar con éxito el reto. Entonces, se dio cuenta de que no dominaba al Universo.

Como cada tarde, Gervasio, se ensimismaba contemplando la puesta de sol. A sus amigos no les extrañaba esta adicción, pues desde niño era muy aficionado a ver películas del Oeste.

En la vida, condúcete mirando siempre hacia adelante. Nunca mires hacia atrás y si lo haces… que sea despacio y con las luces de warning puestas.

Era un tremendo glotón. Hasta cuando andaba, “se comía” los calcetines.









2 comentarios:

  1. Me brota siempre una sonrisa al leer estas reflexiones. Hoy el viento pudo abrir la ventana de quedar comentando en tu blog. Besos.

    ResponderEliminar
  2. A partir de ahora, dejaré la ventana abierta para que el viento entre sin dificultad.¡Lo estaba echando de menos! Muchos besos.

    ResponderEliminar