domingo, 28 de junio de 2015

UN MERECIDO HOMENAJE


En el Centro Cívico de Matapozuelos, con gran afluencia de amigos y convecinos, tuvo lugar en el día de ayer, un merecido homenaje a la figura de D. Jesús Rodríguez, un sacerdote vallisoletano, que durante toda su vida y en distintas facetas, supo hacer de su vida un continuo acto de entrega en favor de los demás. Como profesor de Instituto, como Capellán de la JOC, como Fundador de la Asociación de Profesores de Religión, como párroco y como animador de los jóvenes en los denominados grupos "Underground",  dejó su impronta de hombre bueno, innovador y comprometido.
En el homenaje intervinieron como oradores, según muestra la fotografía, de izquierda a derecha, el escritor Antonio José López Serrano, reciente ganador del Certamen Literario "Miguel Delibes"; la escritora Mª Teresa Gil,  promotora de este evento y autora del libro: "Jesús Rodríguez, pasó por el mundo haciendo el bien"; a continuación, quien les escribe este blog; a su lado, el Catedrático de la Universidad de Valladolid, Ricardo M. Mata y Martín, que actúo como moderador; después, Emeterio Gómez de Paula, amigo íntimo del homenajeado y miembro fundador de la Asociación de Daño Cerebral Adquirido "CAMINO" de Valladolid y por último Antonio Rodríguez Ruiz, sobrino e D. Jesús, que nos deleitó con la proyección de fotografías  recopiladas del álbum familiar.
En primera fila se encontraba Dª Lola, la hermana pequeña de D, Jesús, que con increíble vitalidad, enriqueció con sus aportaciones, el conocimiento de su extensa familia. Tras las intervenciones de algunos de los convecinos, se dio por concluido el homenaje, cuando el sol declinaba sobre "la Giralda de Castilla". como así se denomina a la torre de la iglesia parroquial.

Recuerdo aquí, que los beneficios obtenidos con la venta del libro de Mª Teresa Gil, irán destinados a la Asociación "CAMINO", como ya se dijo en la entrada del día 18 de Junio de este mismo blog.

jueves, 25 de junio de 2015

PASAJES DE "CÉCILE. AMORÍOS Y MELANCOLÍAS...."  (16)

CAPÍTULO II
La Amistad

..............................................

 Releí mi composición poética sobre el Pisuerga y me di cuenta de que todos los epítetos dedicados al río, como ‘dulce’, ‘dorado’, ‘belleza’, ‘enamorado’, etc., en realidad los había escrito pensando únicamente en Cristina. Aquella noche lloré pensando que con la misma indiferencia con que el Pisuerga pasaba frente a mí hasta desembocar en el Duero, Cristina iría a refugiarse en los brazos de ese fanfarrón, sin percatarse de mi dolor.
Decididamente, el mundo no era justo conmigo. 
                                                 ........................................................................
                                                            
Fotografía: Santos Pintor Galán

domingo, 21 de junio de 2015

CITA EN PALENCIA

Con Palencia me han unido desde siempre, quizás por su cercanía, lazos de amistad y días vividos, hermosamente bellos en el recuerdo. En los últimos años, dada mi inclinación por la escritura, esta relación se ha afianzado al haber tenido la oportunidad de divulgar mi primera novela. "Las lamentaciones de mi primo Jeremías", tanto en algunos  pueblos de la provincia como en la propia capital. A ella acudiré el próximo viernes, día 26,  de 5 a 8 de la tarde, para firmar ejemplares de mi segunda novela: "Cécile. Amoríos y melancolías de un joven poeta", en la librería IGLESIAS, que como todos los palentinos conocen, se encuentra ubicada en la calle Mayor, 80.
Sería buena ocasión para contactar con profesores de todos los Centros Educativos de la capital.
Espero tener la oportunidad de conocer personalmente a quienes con asiduidad  seguís este blog desde esta hermosa ciudad castellana y también  a cuantos deseéis disponer en las vacaciones de un entretenido libro de lectura.

Nos vemos en Palencia.

jueves, 18 de junio de 2015

JESÚS RODRÍGUEZ,

pasó por el mundo haciendo el bien

Este libro, preciosa recopilación de toda una vida de entrega a los demás, del sacerdote vallisoletano Jesús Rodríguez (1925-1994), fue presentado el 29 de abril del presente año, con motivo de la 48 Feria del Libro de Valladolid.
Su autora, Mª Teresa Gil, ha tardado cerca de veinte años en recopilar testimonios de más de una treintena de coetáneos de este ejemplar sacerdote embarcado en múltiples tareas, algunas de ellas verdaderamente avanzadas para la mentalidad de su tiempo.
Mª Teresa, señala los hitos más importantes de una vida dedicada, como él mismo dijo, a la educación de jóvenes: Mi vocación ha sido siempre la enseñanza, los jóvenes. A ellos he dedicado mi vida.

Desde niño, sintió la vocación religiosa y tras su paso por Comillas, se licenció en Filosofía y Letras y en Teología, siendo ordenado sacerdote en la Capilla de la Universidad Pontificia de Comillas en el año 1950. Tras una breve estancia en Aldea de San Miguel, es destinado a la capital en donde ejerce como Consiliario de la JOC, asociación con la que se sentía comprometido aún antes de su ordenación. Hombre inquieto y de gran actividad, pasa sus veranos en Le Mans en donde aprende el idioma galo, con tal aprovechamiento, que se Diploma por la Escuela Central de Idiomas de Madrid, ejerciendo como profesor titular de francés en el Seminario Diocesano (1953.1983), actividad que compaginó con la de profesor de religión del Instituto Zorrilla (1952-1990). Es en este Centro se revela como un innovador en la forma de impartir la materia, atendiendo más al fomento de la espiritualidad juvenil, que a la propia literalidad de los textos. Los que tuvimos la suerte de  de tenerle como profesor, sabemos que, además de un excelente pedagogo, era el abogado al que acudíamos ante cualquier dificultad. Promovió durante años las excursiones de fin de curso a Lourdes (algo insólito en aquellos tiempos). Hombre de gran preocupación social, su inquietud le lleva  a crear la Asociación de profesores de Religión, motivo por el que despertó no pocas suspicacias en la Jerarquía Eclesiástica. Años después, conseguidos los objetivos básicos de la Asociación, él mismo confesaría: A veces nos hemos sentido emparedados entre la Jerarquía y la Administración Civil.
Con todo, su mayor preocupación era la formación de los jóvenes. Consigue formar grupos con varios de ellos, a los que reúne al principio, de manera provisional, en un sótano de la calle Expósitos. Son los llamados grupos" Underground, que bajo la cobertura legal de "Asociación", suponen el germen de un proceso formativo de jóvenes cristianos comprometidos, a los que D. Jesús, alienta y dirige. El número de asistentes se incrementará con la incorporación de alumnos de los Colegios La Salle y Teresianas, hasta fijar su sede en el edificio de Acción Católica de la calle Santuario.
Una vez jubilado, tras un breve paso por Matapozuelos, es nombrado párroco en la iglesia de san Lorenzo. Sólo ostentará el cargo durante cuatro años. Una rápida y cruel enfermedad le lleva al Cielo a comienzos de 1994.

El próximo sábado, día 27, a las ocho de la tarde, en el centro Cívico de Matapozuelos, su pueblo de origen, se le rendirá un merecido homenaje, al que estáis invitados.

Nota: Este libro, únicamente se encuentra disponible en la Papelería Ambrosio Rodríguez.  Telf. 983 371 476. El donativo recaudado irá destinado a la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Valladolid. CAMINO. Asociación de Utilidad Pública.


domingo, 14 de junio de 2015


UNA AUDICIÓN MEMORABLE

El viernes, día 12, tuvo lugar en el marco incomparable del palacio de Santa Cruz de Valladolid, con motivo de Fin de Curso, un maravilloso Concierto a cargo del Grupo de Música Antigua y Coro de la Universidad de Valladolid.
Actuó en primer lugar el Coro de la UVa, dirigido por Marcos Castán, interpretando obras de J. Busto, B. Bartók y C. Orff, entre otros, que, como en ocasiones anteriores, supo captar la atención de los oyentes con sus afinadas voces, magistralmente acopladas, y por la versatilidad demostrada al entonar con éxito fragmentos de tan variada procedencia.
A continuación, el Grupo de Música Antigua, prosiguió interpretando obras de J. Navarro, F. Guerrero, T.L. de Victoria, etc. todas ellas bajo la dirección de Ignacio Nieto. Este joven director, del que ya he hablado en este blog (día 2 de abril), cautiva por la sensibilidad que imprime en cuantas piezas musicales escoge. Investigador vocacional, ha rescatado de Códices Antiguos, partituras que vuelven a ser escuchadas tras cuatro siglos de silencio. Innovador interpretativo, compaginó los bellos motetes de la época de Santa Teresa, con el acompañamiento de un saxofón, maridando  sonidos muy distantes en el tiempo, en una audición bella y sorprendente, en las que las voces de su Grupo, con gusto exquisito, contrapuntearon la sonoridad metálica del instrumento.


Para finalizar, ambas Agrupaciones Corales interpretaron como cierre el himno universitario, Gaudeamus Igitur, poniendo un bello colofón a tan variado colorido de voces.

jueves, 11 de junio de 2015

TU PRESENCIA
















               Nada me conforta más que tu presencia.
No importa el lugar donde te halle.
Tanto me da que el sol dore las copas de los árboles
o que el aire gélido vaporice las palabras.
Iré a buscar las flores que te agradan
para amueblar con sus pétalos mi estancia
 y rellenar los espacios del alma
cuando no te sienta cerca.
Tu perfección me enloquece hasta transformar
los tristes recuerdos melancólicos
en sentimientos de gozosa plenitud.
Me siento fuerte al sentir
la fragilidad de tu cuerpo abrazándome.
Si algún día no pudiera besar tu boca,
besaría aquellas palabras
con que me anunciabas el amanecer,
alejando de mi mente
toda sombra de melancolía que me acecha.
Voy a rellenar los espacios del alma
con pétalos de las flores que te agradan,
para sentir tu aroma, por si una catástrofe
derribara los muros de este mundo
llevándote a donde no pudiera verte.
No importará que el Sol ya no me alumbre
ni que la noche sea eterna.
¡Llevo grabada en el alma tu presencia!

Poema perteneciente a la novela: "Cécile. Amoríos y melancolías de un joven poeta"

domingo, 7 de junio de 2015

                                       ENTREVISTA
LaOpinióndeZamora

XXX FERIA DEL LIBRO DE ZAMORA
CARLOS MALILLOS RODRIGUEZ| Escritor

"Me gusta mucho escribir sobre el amor y hablar del lado positivo de la vida"

"Mi novela está diseñada para el fomento de la lectura entre los jóvenes, pero también atrae a los mayores"

02.06.2015 | 18:16
Carlos Malillos.
Carlos Malillos.
El escritor vallisoletano Carlos Malillos presentó ayer en la Feria del Libro "Cécile: amoríos y melancolías de un joven poeta".
-Se trata de una especie de continuación de su anterior novela, "Las lamentaciones de mi primo Jeremías".
-Son dos novelas distintas, pero tienen un núcleo común. La primera trataba de un muchacho de capital que va pasar los veranos a un pueblo de Zamora, el Cubo del Vino, de donde es parte de mi familia paterna. En esta, he continuado con la historia del protagonista y su familia, pero tienen un argumento distinto porque se sitúa tres años después, cuando el chico tiene quince años e intenta ser poeta, por lo que introduzco versos en cada capítulo. Ya no habla del pueblo y las preocupaciones de Jeremías, sino que se centra en los problemas de adolescencia. El libro gusta mucho a la gente mayor, ya que se ambienta en los años cincuenta y les sirve para recordar su juventud.
-Fue profesor durante muchos años. ¿Qué queda en su novela de esa experiencia?
-Pues que, de hecho, está diseñada para el fomento de la lectura y se lee bastante en algunos colegios de la Comunidad, por lo que intento introducir distintos tipos de versos de forma didáctica. También voy a algunos de estos a dar charlas sobre la novela. Disfruto mucho con los chicos y voy encantado porque son muy espontáneos y cariñosos.
-El libro, aunque en menor medida que el anterior, conserva la huella de Zamora.
-Sí, pero, a diferencia de "Las lamentaciones de mi primo Jeremías", más de pasada. Aprovecho para jugar con los personajes y, en uno de los capítulos, la familia se desplaza a Zamora a ver la procesión de las Capas Pardas. En otro hablo de Morales y la fiesta del Cristo, de Toro, de Valparaíso... Y no me olvido de la Virgen de la Soledad, a la que dedico un poema.
-Ambas publicaciones están muy marcados por el amor.
-Es que el amor lo mueve todo (risas). Me gusta mucho este tema y hablar de manera positiva de la vida. Aunque haya poesía, no es un libro poético, puesto que aprovecho por ejemplo para hablar de la música clásica, tan abandonada por los jóvenes.
-¿Con qué género se encuentra más a gusto?
-Me encuentro cómodo escribiendo novela, pero necesita preparación y tiempo. Por eso, mientras tanto, publico reseñas literarias, relatos y poemas en mi blog, donde también incluyo pasajes de los libros.
-Pese a ser un escritor veterano, aprovecha el impulso de las nuevas tecnologías.
-Al principio era algo reacio porque estas cosas nos vienen un poco grandes, pero me aconsejaron y estoy muy contento. Ahora puedo hablar con gente que ha leído el libro y está en California, Bolivia, Polonia o Nigeria. Hay muchos que comentan y eso siempre anima, además de dar difusión a mi escritura.






jueves, 4 de junio de 2015


CÉCILE SE VISTE DE LARGO

El domingo concluyó el mes de las flores, y el lunes, día en que comenzaba el mes de la luz, Cécile, decidió ponerse de largo. Le apetecía lucir sus galas en una ciudad bonita y por eso eligió Zamora. Paseó un buen rato por la peatonal Santa Clara, recreando la vista con el bullir de una ciudad que paseaba haciendo compras, sin prestar mucha atención a los edificios que flanqueaban su caminar. Cécile, por el contrario, admiraba cada piedra noble o cada edificio modernista que guardaba en el recuerdo y que ahora, al contemplarlos de nuevo, le parecían aún más hermosos. Cuando alcanzó el Parador, se sintió emocionada al ver impreso el azul de sus ojos, en los carteles que colgaban desafiantes en las casetas de la XXX Feria del Libro. Pasó entre ellas sin apenas detenerse por temor a ruborizarse y se dirigió al noble edificio que alberga la Biblioteca Pública. Allí fue recibida como una princesa por Dª Concha González Díaz de Garayo, su directora, y por D. Luis González , alma máter de la Feria. Pasó de puntillas ante una exposición de la Santa de Ávila y accedió a la Sala de Conferencias, dispuesta a despojarse de parte de su vestimenta, para mostrarse lo más natural posible, tal como pensaba que era. Declamó alguno de sus poemas, explicó su ascendencia y su raigambre zamorana, relató parte de su vida y se ofreció generosa para satisfacer la curiosidad de sus atentos oyentes. Al final, al recibir los aplausos corteses y los regalos de algunos de los presentes, notó que la emoción la embargaba.  

Sintiéndose más hermosa que nunca, confundió sus pasos entre los viandantes y abandonó silenciosamente la ciudad que la había acogido con tanto cariño, prometiéndose volver en cuanto las circunstancias se lo permitieran.