domingo, 26 de septiembre de 2021

 

LA REFORMA

Crónicas de mi Periódico                    26 de septiembre de 2021

 

DE CATÁSTROFE EN CATÁSTROFE, Y UN CHASCARRILLO.

 

 

 

Sin duda la noticia que ha conmocionado a España y, en cierta medida al resto del planeta, ha sido, y es, la erupción volcánica en la isla de La Palma. Las explosiones y las emisiones de materiales magmáticos son ahora más virulentos que en un principio, se producen nuevas fisuras y lo que se creía en un principio que iba a ser una catástrofe, se va convirtiendo, a medida que pasa el tiempo, en una gran catástrofe cuyo alcance resulta difícil de predecir. No solo se han ocasionado daños directos por la destrucción de las coladas ígneas, sino que las cenizas depositadas sobre los cultivos van a sumir a buena parte de la población en la más absoluta miseria. Ante la tragedia, urge reaccionar con un plan de choque efectivo que solucione a corto y medio plazo el problema de los afectados. De momento, todo son muestras de solidaridad y ofrecimientos de ayuda, pero ya sabemos que con el paso del tiempo la memoria del hombre y de las Aseguradoras se vuelve olvidadiza y para ejemplo tenemos lo sucedido con el terremoto de Lorca. Después de diez años, algunos no han cobrado todavía las indemnizaciones.

Hablando de indemnizar: ya son varios los que apuntan a que los mil setecientos millones de euros previstos para el Aeropuerto del Prat, no vendrían mal como un primer envío para paliar los daños de esta emergencia nacional. No va a resultar fácil, pues el inculto Sánchez (palmeros y palmeras, vecinos y vecinas, afectados y afectadas) opina en su ignorancia que España tiene tres naciones históricas, Cataluña, País Vasco y Galicia, cuando debería saber que "históricamente" los reinos que han formado la nación española son, León, Castilla, Navarra, Granada y Aragón, además del Principado de Asturias.

Lo que resulta evidente es que ese pedacito de nuestra Patria necesita ayuda y de que esta debe ser enviada de manera urgente. Me parece estupendo que se organicen festivales musicales y que se promuevan colectas de todo tipo, pero es el Gobierno quien tendría que dar ejemplo de moderación en el gasto público y aportar la mayor cantidad de fondos. Sin embargo, Yolanda Díaz ha empleado 5,1 millones en reformar la Sede de UGT, el Senado triplica la dotación para traductores, al permitir el uso de las Lenguas cooficiales en los Plenos y a Carmen Calvo y José Luis Ábalos se les sube el sueldo "enchufándoles" en las Comisiones de Interior e Igualdad. Estos ejemplos puede que sean "el chocolate del loro" si lo comparamos con el desmesurado gasto del Ministerio de Igualdad, que aumenta un 157% su presupuesto hasta sobrepasar los 451 millones de euros. A frente de este desperdicio de dinero, se encuentra Irene Montero que ya ha anunciado que piensa modificar la Ley para obligar a los facultativos a que no puedan hacer uso de su Libertad de conciencia y tengan obligatoriamente que provocar abortos. ¿No sería mejor emplear estos recursos en educar y acompañar a las embarazadas en su dramática disyuntiva de interrumpir su embarazo?

Y como adelantaba en el título de la crónica de hoy, concluyo con un hecho hilarante. El Director general de Derechos de los Animales ha afirmado, que a partir de ahora no se podrá hablar de "animales de trabajo" sino que tendremos que decir, "animales asociados a tareas". Según argumenta este docto político, por la sencilla razón de que los animales no pueden afiliarse a sindicatos. ¡Ahí queda eso! Ya lo saben: ningún sindicalista puede ser un animal y viceversa ¿En qué partido milita esta eminencia? Si su contestación ha sido Podemita, ¡enhorabuena!, han acertado.

 

jueves, 23 de septiembre de 2021

 
EL YANTAR DE MÍO CID

Revista gastronómica

GUÍA MICHARLYN

 

RESTAURANTE “EL RUEDO II”. Pl. Mayor,1 SAHAGÚN  (León)

 

 

 

 

Visitar la exposición de "LAS EDADES DEL HOMBRE" en Sahagún, fue el motivo que nos llevó a visitar este bonito pueblo y la necesidad de reponer fuerzas pasadas las dos de la tarde, la excusa perfecta para degustar una excelente comida en el exterior de este céntrico restaurante, abarrotado de público, por ser el sábado un día de mercadillo.

Para cuatro personas, y con el deseo de compartirlo todo, solicitamos de entrantes unos puerros con bonito y anchoas que estaban deliciosos, aunque quizás un pelín corta la doble ración solicitada. Después, un revuelto de setas con langostinos que se dejaba comer. Una ensalada sirvió de acompañamiento a media docena de chuletillas y de un cuarto de lechazo que se deshacía en la boca y poseía un sabor exquisito.

Para acompañar estas lindezas culinarias, solicitamos un "Protos Crianza" que aseguraba con su fuerte empaque y sus aromas una segura digestión.

Mención especial merecieron los postres. La tarta de queso era maravillosa y la copa de helado de elaboración propia, según nos hizo saber Diego, el propietario, fueron difíciles de superar.

La factura a la que ascendió el producto consumido, más los correspondientes cafés, estuvo en un rango que podemos calificar de apropiado, máxime cuando la atención recibida fue esmerada, lo que nos hizo olvidar la escasa comodidad de los asientos, a todas luces disculpable ya que fue nuestra la decisión comer en la terraza.

 

 

 

 

Como resumen podemos decir,
que este restaurante es un referente gastronómico en la comarca Tierra de Sahagún, e invita a volver a él, haya o no Exposición Artística en esta entrañable ciudad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

domingo, 19 de septiembre de 2021

 

AIRE ABRASADOR

 

 

 

Apenas se escuchaban tus respiros.

 

La tensa calma se extendía

como lengua de fuego abrasadora

entre el sofá de las dulces caricias,

en donde leías,

y el sillón

desde el que te contemplaba.

 

De vez en cuando, levantabas la vista

mirándome indiferente,

sabiendo que me herías.

Por el rabillo del ojo, te observaba.

Me pareció, que más que asimilar la escritura,

meditabas...

 

Un aire abrasador, penetró por la ventana

y tu cuerpo se estremeció acusando el calor

que por fuera y por dentro, te embargaba.

 

Cariño ¿quieres que hablemos?—dije—.

 

Silencio. Una ligera variación de tu postura lectora

me indicó que había sido escuchada mi propuesta.

Me levanté para cerrar el ventanal y aproveché

el momento para deslizar la mano por tu nuca.

Una sacudida violenta derribó

el puente de amistad tendido

y, entonces, sentí una bocanada de

viento seco,

ardiente, tórrido.

 

Todo el ardor de la calima

traspasó los muros del salón

en el que ahora leías complaciente,

vencedora del primer asalto,

segura de que lo intentaría de nuevo,

mientras, sentado en el sillón,

con la garganta seca por el aire sofocante,

humillado, repensaba la siguiente estratagema.

 

Fotografía de Paqui Molina Martínez.

 

jueves, 16 de septiembre de 2021

 

FÁBULA DE LA LIEBRE PRESUMIDA

 

 

 

Teniendo que soportar un clima extremo y en una zona árida que sustentaba un ecosistema de matorral salpicado de encinas y robles que cobijaban multitud de plantas, algunas aromáticas como la retama o el tomillo, nació nuestra protagonista, una liebre que se distinguió desde sus primeros días por su precocidad para detectar aromas y sus enormes orejas que la capacitaban para escuchar sonidos de muy baja intensidad.

Dotada de un pelaje suavísimo y de un color que mimetizaba perfectamente con el hábitat, hicieron que esta liebre saltarina fuera, desde lebrata, vistosa, elegante y muy bella. El día que pudo verse en una charca quedó encantada con su figura y su ego aumentó cuando comprobó que era la más ágil de cuantas nacieron aquella primavera.

Pronto empezó a retar  en divertidas carreras a sus compañeras, pudiendo constatar que era la primera de todas, pues en velocidad, cabriolas y regates, no la superaba ninguna. Estas cualidades hicieron que se volviera presumida y que mirara a sus compañeras con aires de superioridad, hasta el punto, de que cuando alcanzó la madurez suficiente para poder aparearse, sometía a los pretendientes a carrera extenuantes y los carrizos pudieron escuchar de sus labios: "Solo será digno de mí, quien me supere en mis acrobacias".

Una tarde en que trataba de deslumbrar a sus congéneres con habilidades casi circenses, tuvo la mala fortuna de que, al caer, una de sus patas se introdujo en una diaclasa, fracturándose. Los chillidos de la libre resonaron en el valle, al tiempo que, desde aquel instante, cesaran sus exhibiciones, sus aires de superioridad y su despliegue de vanidades. Suerte tuvo que, tras soldarse la fractura, pudo conservar la vida.

MORALEJA: Todo lo que tienes lo has recibido gratis. No alardees de tus facultades. No eres superior a nadie, sencillamente, eres diferente.

 

domingo, 12 de septiembre de 2021

 

¡HÁGASE LA LUZ!

 

 

 

(Obra teatral en tres Actos)

ACTO PRIMERO

(Camilo y Rubén se encuentran casualmente por la calle)

 

Camilo—¡Qué alegría verte, Rubén! Precisamente hace unos días, me he acordado de ti.

Rubén—Yo también me alegro de estar de nuevo contigo, pero dime, ¿por qué te acordaste de mí?

Camilo—Sencillamente porque fuiste el número uno de nuestra Promoción de Ciencias Físicas.

Rubén—Aquello fue hace mucho tiempo. Ya casi ni me acuerdo. Pero, ¿hay algo en que te pueda ayudar?

Camilo—Creo que sí, amigo Rubén. Verás, estoy investigando una cuestión que de llegar a buen término podría suponer la mayor revolución tecnológica del planeta.

Rubén—¡Jo...! No me asustes. No me digas que trabajas ahora para la NASA.

Camilo—Nada de eso. Es un proyecto que he diseñado, ecológico al cien por cien y espero que los beneficios que aporten a la Humanidad sean impresionantes, aunque todavía me quedan algunos flecos por concretar.

Rubén—Me tienes en ascuas. No sé de qué trata tu proyecto y mucho menos el papel que piensas que puedo desempeñar en él.

Camilo—No es para hablarlo en cinco minutos. Me gustaría que quedásemos un día de la semana próxima. Yo me encargaría de buscar un lugar apropiado para poder hablar evitando escuchas indiscretas.

Rubén—Vale, vale, Lo que tu digas. Ya me llamas  y fijamos lugar y hora.

Camilo—Así lo haré. Gracias por tu colaboración. ¡Qué bueno es poder contar con amigos!

 

ACTO SEGUNDO

(Los dos amigos se reúnen en una cafetería en la periferia de la ciudad

 

Camilo—Gracias por venir, Rubén. Aquí nos encontraremos cómodos y podré contarte mi proyecto.

Rubén— Empieza cuanto antes, estoy en un sinvivir.

Camilo— Se trata de generar luz a partir de luciérnagas.

Rubén—¡Pero eso es un disparate!

Camilo— Puede parecerlo, pero llevo varios meses dándole vueltas al asunto y, a falta de ciertas comprobaciones, me parece un proyecto factible y más con la escalada de precios de la electricidad. Te cuento: la intensidad luminosa de una luciérnaga oscila entre 2,2 y 3.6 mili candelas y una bombilla incandescente de 100W posee una intensidad luminosa de 130 candelas.

Rubén—¿Y?

Camilo— Pues bien sencillo. Unas 45.000 luciérnagas nos aportan la misma luz que la bombilla antes mencionada, luego todo se reduce a conseguir un número elevado de estos animalitos haciendo que se reproduzcan en granjas apropiadas. Después con esta luminosidad.... bla, bla, bla................ se podrían iluminar hasta campos de fútbol y... bla, bla, bla................ y además teniendo en cuenta el consumo se podría aplicar al algoritmo que............bla, bla, bla.............

Rubén—Esto que me estás diciendo no tiene ni pies ni cabeza, como no sea la que poseen los insectos.

Camilo— No creas, Rubén. El profesor Tsiachesnenko de la Universidad de Moscú, me ha asegurado que.............. bla, bla, bla................ y aquí es en donde pensaba pedirte opinión porque, bla, bla,bla, .........................................................¿Qué te parece?

Rubén—Es un proyecto descabellado. Eso que planteas es una utopía científica que es imposible que llegue a ser una realidad. Creo que no podré ayudarte, todo lo que me has dicho es un disparate. De todas formas, te doy las gracias por la confianza depositada en mí y, si te parce oportuno me informas de en qué queda tu proyecto.

 

 ACTO TERCERO

(Dos años más tarde los amigos se encuentran en un aparcamiento)

 

Camilo—¿Qué es de tu vida, Rubén?

Rubén—La mía bien  a Dios gracias, pero la tuya me parece estupenda a juzgar por el cochazo que te has comprado

Camilo—Ya ves amigo, todo es consecuencia de la investigación de la que te hablé.

Rubén—Entonces, ¿salió bien el proyecto? ¿conseguiste llevar a buen término la construcción de granjas de luciérnagas?

Camilo— No, exactamente. Lo que sucedió es que presenté mi proyecto en el Ministerio ante un grupo de expertos, aportando toda la documentación  que poseía y explicando concienzudamente mi revolucionario método para obtener luz a bajo coste.

Rubén—¿Qué te dijeron?

Camilo—Debí de dejarles asombrados, porque a la semana siguiente me llamaron y me hicieron saber que, aunque el proceso se podía poner en marcha, para qué iban a iniciar un camino nuevo si las Compañías Eléctricas existentes cumplen su misión y aportan pingües beneficios. A cambio, y si nos olvidábamos de mi proyecto, me ofrecían un puesto en el Ministerio como Asesor  en la Red de Distribución.

Rubén—¿Aceptaste, no?

Camilo—¡Naturalmente! Y no veas con qué sueldo.

Rubén—Me lo imagino. Ya se trate o no de electricidad, un puesto por enchufe siempre es muy sustancioso.

Camilo—A veces me he acordado de ti. ¡Qué mal hiciste en no colaborar en mi proyecto!

Rubén—Desde luego. Como podía pensar yo en un desenlace así.

Camilo—Bueno, Rubén, te dejo que tengo una Reunión en el Ministerio y las dietas también son sustanciosas. Que te vaya bien. A ver si nos vemos cuando vuelva de América. Estoy invitado a visitar varias Centrales Hidroeléctricas y a mi mujer también la han invitado y está encantada. Ciao, amigo.

 

(Cuando cae el telón, Rubén se pregunta de qué le valió esforzarse para ser el número uno de su Promoción)

 FIN

 

 

 

 

 

jueves, 9 de septiembre de 2021

 

REFLEXIONES CAROLINGIAS  (LVIII)

 

 

 

Me parece mentira que a un profesor de música, le pueda molestar el resol.

Desde su barco nunca veía el mar y es que había nacido en el Barco de Valdeorras.

Exagerado en extremo, decía que su coche tenía mucha potencia y desarrollada una gran velocidad, tanta, que cuando se desplazaba a algún lugar, casi tardaba el mismo tiempo en regresar, que continuar y llegar a su casa después de dar la vuelta al mundo.

¿Por qué nos engañan desde niños? Yo ya tengo una edad y todavía no he visto el pajarito cuando me hacen una fotografía.

El día en que me di cuenta, que siendo seres vivos como los animales, decapitaba lechugas, troceaba zanahorias, cocía patatas, arrancaba flores y después todo eso lo engullía, dejé de ser vegano.

“El que disfruta comiendo fruta, chorizo del que su madre hizo y alguna aceituna porque toca en la tuna, tiene muchas posibilidades de llegar a ser poeta”. Me dijo mi amigo Augusto, con el que me encuentro muy a gusto.  

Me han mostrado una factura que ponía: “Materiales…..200 euros. Mano de obra……1.500 euros”, y he sentido un deseo irrefrenable de besar esas benditas manos.

El hecho de que ya exista el Mar Muerto, ha impedido cambiar de nombre al Mar Menor.

“Como prenda de vestir, no hay duda de que un burka bien llevado es la suprema elegancia—ha afirmado un jodido talibán—. Pero no iremos a la Semana de la Moda en París, porque Occidente no nos comprende”.

“¿Y si te toca aquí el décimo?” Se podía leer en una Administración de Lotería. Una Asociación Feminista lo ha denunciado por creer que se trata de un mensaje subliminal de violencia machista.

Le recomendaron operarse de la vista, para que en sus opiniones, tuviera una visión más certera de la realidad.

El índice de natalidad en España, ha descendido drásticamente durante los últimos meses. La elevación de costes, al parecer, es la causa de que las mujeres se nieguen a dar a luz.

                                                                                                                                             

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

domingo, 5 de septiembre de 2021

 

HAIKUS DEL TEMPLADO SEPTIEMBRE

 

 

 

Llegaste lluvia

apenas comenzado

el mes dorado.

 

Escuché truenos,

después vi resplandores

de la tormenta.

 

Por el camino

me cantan pajarillos

sobrevividos.

 

Hoy he pensado

en ese gran poeta,

Jorge Manrique.

 

Un árbol sueña

con no perder las hojas

de primavera.

 

Fotografía del autor.

 

 

jueves, 2 de septiembre de 2021

 

PASAJES DE "CÉCILE. AMORÍOS Y MELANCOLÍAS DE UN JOVEN POETA"

(81)

CAPÍTULO XI

La Tertulia

 

 

 

...................................

No me costó mucho trabajo convencer a Cécile para que asistiéramos a la tertulia literaria a la que nos había invitado don Julián. En un primer momento se mostró algo reticente al entender que, por su juventud, sería el centro de todas las miradas, pero sus temores se disiparon al notar el modo tan cariñoso con que era recibida. Doña Rosario era la encarnación personal de la afabilidad y nos presentó a los dos matrimonios invitados también aquella tarde con la misma naturalidad con la que nos habría presentado a muchachos de nuestra edad, nombrándoles únicamente por su nombre de pila:

―Paula y Tomás, Teresa y Alfonso, amigos y encantadoras personas ―dijo. Después dirigiéndose a nosotros pronunció―: Cécile y Álvaro. Esta preciosidad de niña es la musa de nuestro gran poeta en ciernes.

Los tertulianos nos esperaban en un salón de reducidas dimensiones. Sobre la mesa que ocupaba la parte central del habitáculo había una bandeja con pastas, vasos y una jarra con zumo de limón azucarado en la que flotaban cubitos de hielo que propiciaban que el cristal se empañara con la humedad existente. Hacía calor, por lo que doña Rosario rogó a su marido que por una vez no encendiera el habano que se había colocado en la boca, para que el ambiente no se cargara y, a su vez, posibilitara el poder vernos con nitidez.

Desde el primer momento, la conversación resultó muy animada y entretenida, versando, en ocasiones, sobre la situación política del momento. Cécile intercambió algunas frases en Francés con don Tomás y doña Paula, lengua que dominaban ampliamente al haberse exiliado en Francia durante la contienda Civil. Sin embargo, don Julián, que no quería en modo alguno que la conversación se diversificara ni que la reunión tomara cauces distintos de los estrictamente literarios, recitó varios poemas de extraordinaria belleza, que tenían como denominador común el cielo, el mar y la añoranza de las islas Canarias, de donde era oriundo y a donde pensaba regresar cuando su mujer se jubilara. Don Tomás leyó varios poemas del “El contemplado”, de Pedro Salinas, poeta recientemente fallecido, que emocionó a doña Paula por su sentida descripción del mar de San Juan de Puerto Rico. “Es el poeta del amor” dijo, mientras intentaba con un pañuelo que el rímel no manchara su maquillaje. Después, doña Teresa leyó varios poemas de Dámaso Alonso, elogiando la pureza de sus versos, en los que se apreciaba ―comentó― su raíz juanramoniana. Cuando concluyó, don Julián hizo un encendido elogio de varios de los componentes de la generación del 27, como León Felipe o Vicente Aleixandre, y también de algún poeta emergente, como José Hierro.

                                                                  ...................................

 

domingo, 29 de agosto de 2021


 

CARTA AL AMIGO INVISIBLE (VIII)

 

 

 

 

Querido amigo, puede que se trate de simple casualidad, pero ocurre, que cuando me dispongo a escribirte mi mensual misiva, siempre hay noticias que empañan la alegría que proporciona el amable verano. Hoy el asunto es peliagudo y preocupante. Afganistán, territorio que durante los últimos años ha estado controlado por fuerzas americanas y sus países amigos, ha sido abandonado a su suerte, con lo que se ha puesto de manifiesto el gran fracaso de Occidente y el fin de un Orden mundial en el que los amigos del tío Sam, han perdido el liderazgo. Los talibanes ya disponen de una “fábrica” de terroristas para seguir amenazando a los “infieles”. No importa que no dispongan de personal cualificado ni de una industria desarrollada, poseen yacimientos de petróleo y un subsuelo rico en metales pesados. China, Rusia  o alguna otra potencia islamista como Irán se encargarán de extraerlos. Como un dragón silencioso, China se ha convertido en la primera potencia mundial y amenaza con seguir dando sustanciosos bocados allí donde huela que pueda extender su influencia y su inigualable potencial económico.

El drama que están viviendo los afganos que quieren huir del terror talibán agita nuestras conciencias y aquellos que no consigan escapar antes del último día de agosto, se enfrentarán a un futuro complicado, sobre todo, si han tenido algo que ver con los ejércitos que ahora les han abandonado. La evacuación de unos miles de afganos realizada por los países occidentales, no lava la imagen de una despedida mal preparada. Nuestro Presidente, ha reaccionado a la “operación salida”, una semana más tarde que el resto de los mandatarios europeos, aunque siguiendo su hipócrita manera de actuar, no ha dudado en hacerse la foto de rigor con los primeros refugiados. ¡Qué lástima de hombre!

No sería mala idea, ahora que estamos recibiendo ingentes cantidades de euros de la Unión Europea, que buena parte de ellos se emplearan en cambiar nuestro modelo productivo. No soy el primero que cree que vivir del turismo no puede dar buenos resultados por tiempo indefinido. Lo hemos comprobado con la pandemia y lo podemos volver a padecer por otras mil razones. ¿Qué tal si fabricásemos chips? ¿Qué tal si eliminásemos la economía sumergida? ¿Cuánto nos ahorraríamos si disminuyesen el número de políticos ineptos y de asesores innecesarios? Invertir en Educación, Cultura, Investigación, etc., podría ser lo más acertado. Tal vez así conseguiríamos tener en un futuro no lejano, una juventud  alejada de botellones y fiestas descontroladas y, por el contrario, rica en valores, motivada y preparada para conseguir grandes metas. Digo en un futuro, porque en la actualidad, algunos de nuestros políticos no sienten el mínimo rubor en mostrarnos a diario su ignorancia. No es de recibo que alguna vieja gloria como Cristina Almeida, al ser entrevistada, dijera: “tan bajísimos” y se quedara tan pancha.

Hablando de todo un poco te diré que se anuncia para primeros de septiembre el estreno de “Madres paralelas”, la última película de Pedro Almodóvar. Da por hecho, querido amigo, que no asistiré a su visionado. Son muchas las decepciones que he sufrido con bodrios anteriores del que, para algunos, es un genial director. Su última provocación es el vomitivo cartel anunciador de la película: Un pezón femenino derramando una gota de leche. La censura de Facebook tan estricta en situaciones similares, ha permitido su publicación porque: “En algunos casos hacemos excepciones y permitimos la desnudez en determinadas circunstancias, en este ocasión por tratarse de un contexto artístico”. O sea, lo de siempre. La ley se aplica a conveniencia y estamos gobernados por una encubierta dictadura de izquierdas.

Gracias a estos que nos desgobiernan, la luz ha subido más de un 40% en un año y como está atardeciendo, prefiero finalizar esta carta aquí, por si acaso, cuando llegue el recibo de este mes, me veo obligado a contar los garbanzos.

Que tengas un buen día, amigo invisible.

jueves, 26 de agosto de 2021

 

PASAJES DE "LAS LAMENTACIONES DE MI PRIMO JEREMÍAS" (81)

CAPÍTULO V

El tío Caparras

 

 

 

...........................

―Vaya, vaya con el nieto del señorito Tino ―me dijo―. Aunque ahora le ves decaído, tu abuelo ha sido muy gamberro. ¡Cómo las preparábamos en carnavales! ―exclamó―. Recuerdo que un año, al anochecer de un martes de carnaval, hicimos una procesión al estilo de las que entonces organizaba don Florencio, el antiguo párroco. Yo, que era el más osado, iba en cabeza, sosteniendo en una tornadera un gato pinchado en todo lo alto; me cubría los hombros y la espalda con un saco a modo de capa pluvial, y muy solemnemente cantaba con el tonillo gregoriano: «Si has visto un gato neeeegro, devuélveselo a su dueeeeño». Detrás de mí, tu abuelo sujetaba con alambre una lata grande de bonito en escabeche, que contenía unas ascuas. Movía salerosamente la lata de izquierda a derecha, como si de un incensario se tratara, y me respondía con el mismo tonillo: «Es un gato muy famooooso, muy bonito y muy hermooooso». Todos los quintos de aquel año nos seguían en dos hileras, con hachones encendidos, cubriendo la cabeza con sus respectivos sacos, y a coro entonaban: «Dominus vobiiiiscum, el gato no lo hemus viiiisto».

La procesión no duró más que unos cuantos minutos. Antes de llegar a la plaza, los números de la guardia civil echaron por tierra todo el invento y nos llevaron detenidos a la casa cuartel. Para salir tuvimos que pagar una multa de cinco pesetas cada uno. Cuando llegó mi padre al cuartelillo, je, je… ―rió atragantándose―, me quería matar, pues en aquel tiempo cinco pesetas era un dineral. También vino el señorito Dámaso a rescatar a tu abuelo. A él no le importó tanto el dinero como la vergüenza de que su hijo querido hubiera hecho burla de la religión, porque don Florencio, con el maestro y el médico, no faltaban cada noche a la cita con el tute en su casa. Aquello fue un escándalo que nos hizo famosos en el entorno. De Peleas, Mayalde y Villamor venían mozos a conocernos, que nos invitaban a vino por la bravuconada y nos pasábamos unas risas que para qué. Al que no le hizo tanta gracia fue a Cirilo, el Alpargata, que resultó ser el dueño del gato, y que nos enseñaba la hoz en cuanto tenía ocasión. A resultas de aquello, los mozos estuvimos un tiempo sin poder cortarnos el pelo en el pueblo, porque el Alpargata era el dueño de la barbería.

                                                                              

El tío Caparras se restregó los ojos con un mugriento pañuelo que desprendía picadura de tabaco, y terminó a modo de conclusión:

―Estas cosas de antaño no se le olvidan a uno en toda la vida.

Acto seguido, levantó con dificultad su pesado cuerpo y nos dijo:

―Andad a casa que ya va siendo tarde. Yo voy a ver si caliento las lentejas que me sobraron esta mañana.

                                                                           ................................................

 

domingo, 22 de agosto de 2021

 

FÁBULA DE LA LOMBRIZ PESAROSA

 

 

Apenas tomada conciencia de su existencia, la lombriz de tierra de nuestro relato comenzó  a lamentarse de su pequeño tamaño, de su hábitat y del modo en que tendría que asegurar su alimento, indispensable para poder subsistir.

Tener que vivir enterrada en vida comiendo desechos orgánicos, esperar a que la lluvia proporcionara humedad a su piel y estar siempre atenta  a los ruidos que topos y erizos emitían buscándola como presa, le producían un gran pesar que angustiaba su diario vivir.

Muchas veces se preguntaba, por qué no había tenido la suerte de ser un gusano de seda. Sus congéneres le habían descrito la fabulosa vida que llevaban  estos lepidópteros que gozaban del favor de los niños que les alimentaban, dándoles  cuantas hojas de morera quisieran, después, dormían un plácido sueño y por último se convertían en mariposas y podían volar… ¡Qué maravilla! ¡Si él pudiera un día volar y elevarse sobre la tierra que horadaba…!

Su abuela, que era una lombriz longeva y muy sabia, viéndola tan pesarosa, le hizo una reflexión que le hiciera recapacitar sobre las ventajas que suponía ser un anélido: “Mira, chiquitina, no tienes que envidiar a los gusanos de seda, ellos se convierten en mariposa y tienen una vida muy corta, tú vivirás mucho más. Piensa que al alimentarte, realizas una labor fundamental e indispensable para los Ecosistemas: enriqueces los substratos, aireas el terreno contribuyendo a que sea más fértil y además eliminas los residuos orgánicos. ¡Es una labor de la que te sentirás orgullosa!—Le explicó, la anciana—. En cuanto a permanecer mucho tiempo bajo tierra, te comentaré un secreto: Por las noches podrás salir a la superficie y, protegida bajo un rosal, las aves depredadoras no se atreverán a molestarte por temor a herirse con las espinas del arbusto. Desde allí podrás observas la bóveda celeste y las innumerables estrellas que pueblan el firmamento. ¡Es un espectáculo grandioso que desearás contemplar siempre que te sea posible!”

La pequeña lombriz tomó nota de los consejos de su abuela y pudo comprobar que, a medida que se hacía mayor, más le gustaba la labor que realizaba. Contemplar de noche la luna y las estrellas, le compensaban del eficaz trabajo diario.

MORALEJA: Dios te ha creado dándote la forma precisa y te ha colocado en el lugar adecuado para que hagas un mundo mejor.